Entradas

La revolución científica que nos alteró la imagen en el espejo (historias de la ciencia)

Imagen
La ciencia es la mayor empresa humana establecida para conocernos a nosotros y al mundo desde la perspectiva de racionalidad, la contrastación y la compartición. Se trata de una persecución constante -y siempre a medio camino- de tres principios que señaló Jorge Wagensberg: la objetividad, la inteligibilidad y la dialéctica  [1] . Según Thomas Kuhn  [2] , una ciencia avanza de dos maneras. En la mayor parte del tiempo lo hace de una forma sosegada, pausada, metódica. Entonces se dedica a responder las preguntas que forman parte de su ámbito de trabajo, protegida bajo el paraguas de una concepción amplia y asentada tanto en cuanto al campo de estudio propio, como con respecto a las herramientas utilizadas para progresar.  El paraguas es, en realidad, una metateoría, que Kuhn llamó “paradigma científico”.  Los periodos explicados antes son los de “ciencia normal”. Sin embargo, en algunas ocasiones, el habitual panorama tranquilo se agita con la aparición de una propuesta radical que am

Una revolución sostenible para crear la cuarta cultura (una apuesta de futuro)

Imagen
Con las revoluciones neolítica e industrial, la humanidad cambió su percepción del mundo y de sí misma.  Hoy, enfrentados a una grave crisis social y  ambiental, necesitamos transitar por una tercera revolución cultural que, tras las acometidas por los agroganaderos neolíticos y el complejo científico-tecnológico industrial, nos permita recuperar la viabilidad de una sociedad global sin renunciar por ello al bienestar.  Una revolución que debe surgir de la interacción entre una ciencia abierta a tratar con la complejidad y la incertidumbre, y una ética centrada en la cooperación, la solidaridad y la sostenibilidad.  La medida del éxito será engendrar a tiempo la cuarta cultura global de la humanidad, basada en la viabilidad ecológica y el bienestar compartido por todos los miembros de la especie humana. Difícilmente  otra apuesta nos sacará del atolladero de una forma aceptable.